Costumbres en París

Calles de París

Conocer otras ciudades es una experiencia verdaderamente placentera. Y no sólo por el placer de conocer y visitar monumentos, museos, paisajes y demás atractivos que hacen que un lugar determinado sea cautivador para el turismo, sino también porque visitar una ciudad diferente de la propia permite concoer y sorprenderse con sus costumbres. En lo que respecta a París, es fundamental tener en cuenta que esta ciudad en soñada por donde se la mire. Incluso el estilo de vida de los parisinos es una cuestión que llama la atención de cualquier turista, por lo que en esta ocasión vamos a tratar sobre algunas de las tradiciones de esta maravillosa localidad.

Un aspecto de París sumamente curioso es la disposición del mobiliario de la gran mayoría de sus típicos cafés: las mesas y sillas están acomodadas de tal forma que aluden una especie de teatro, como si en la calle se estuviera desarrollando una especie de espectáculo. Otra cuestión está relacionada con los cajeros automáticos, los cuales en la capital francesa están situados en plena calle, lo que habla de un ambiente muy seguro. En lo que respecta a los baños pertenecientes a comercios, cabe destacar que difícilmente los dueños del negocio dejen pasar a aquellas personas que no consuman o compren algo en sus tiendas. De todas formas, éste no es un problema demasiado grave porque París alberga amplios baños públicos en las veredas que están bien aseados.

Las calles y veredas están perfectamente limpias, ya que un camión recorre la ciudad con personas que se encargan de limpiarla en diferentes horarios. Otra cuestión curiosa de la vida en París es el medio de transporte: los lugareños se trasladan en extrañas motos de dos ruedas atrás y una adelante e incluso existen motos con techo propio para los días lluviosos. Por último, no podemos dejar de hacer referencia al hecho de que los lugareños no poseen llaves, sino que entran a sus casas mediante códigos de ingreso.

Imagen: publicada bajo licencia CC BY-SA 2.0 en el Flickr del usuario Un Bolshakov.