Curiosidades de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel

Es imposible e imperdonable que un turista que viaje a París no visite la Torre Eiffel. Se trata, sin lugar a dudas, del símbolo más importante de la Ciudad de la Luz, el cual es conocido en todas partes del mundo. De hecho, lo más probable es que aquellas personas que jamás tuvieron la posibilidad de conocer la capital de Francia sí hayan visto a la denominada Dama de Hierro: en películas, documentales, fotografías, programas de televisión, postales, etcétera. A pesar de esto, no existe nada igual que poder apreciar un monumento de tanto renombre en persona, por lo que descubrir la Torre Eiffel se constituye como una experiencia maravillosa e inolvidable. En esta ocasión en particular, enumeraremos múltiples curiosidades sobre este lugar de interés parisino, para que los interesados puedan informarse al respecto.

  • La Torre mide un total de 324 metros (incluída la antena de radio en su cima)
  • En sus inicios, la Torre pesaba alrededor de 7300 toneladas, aunque actualmente su peso es de casi 10 mil toneladas, debido a los restaurantes, museos y tiendas que se fueron incorporando con el correr de los años.
  • Al principio estaba previsto que la torre midiera 350 metros, pero los parisinos se opusieron a esta cuestión.
  • En verano puede medir unos 20 centímetros más que en invierno, debido a la dilatación térmica del metal.
  • Para llegar a la cima habría que subir un total de 1662 escalones.
  • Cada cinco años se le aplican 50 toneladas de pintura, con el fin de evitar la corrosión del material.
  • A lo largo de su existencia, la Torre estuvo pintada de numerosos colores. En sus comienzos era, aunque resulte difícil imaginarlo, amarilla.
  • A pesar de que el color actual de de la torre parece homogéneo, no lo es (va de más claro en la base a más oscuro en la antena).
  • Posee 2,5 millones de remaches, de los cuales la gran mayoría funcionan como seguridad.
  • Gustave Eiffel presentó este proyecto en otras localidades antes que en París, como por ejemplo Barcelona, pero fue rechazado.
  • La torre tardó 26 meses en ser erigida.

Imagen: publicada bajo licencia CC BY-SA 2.0 en el Flickr del usuario Terrazzo.