El interior de la Torre Eiffel

Interior de la Torre Eiffel

A esta altura no hace falta aclarar que la Torre Eiffel es el símbolo indiscutible de la ciudad de París y una de sus imágenes más célebres en todo el mundo. De hecho, deben ser muy pocas las personas que no relacionan de inmediato a la Dama de Hierro con la bellísima capital francesa. Además de esto, es fundamental tener en cuenta que este monumento se constituye como una de las visitas más agradables para realizar en París, además de resultar verdaderamente imprescindible. La Torre Eiffel es visitada por personas provenientes de todas partes del mundo, quienes acuden a ella para descubrir todos sus secretos. En esta ocasión en particular, trataremos sobre el interior de la Gigante de Hierro, ya que la torre no es una maravilla sólo por su destacable diseño y arquitectura, sino también por todos los atractivos que alberga por dentro.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la venta de entradas para ingresar a la Torre Eiffel se realiza inmediatamente antes de la visita, lo que significa que las mismas no se pueden adquirir con anticipación. La Dama de Hierro alberga en su interior un magnífico museo que realiza múltiples exposiciones. También dispone de dos restaurantes de lujo, uno de nombre "Altitude 95" y otro con la denominación "Jules Verne"; en ambos el visitante encontrará exquisitas comidas, ambiente sumamente sofisticado y unas vistas impresionantes de la capital francesa.

En la Torre Eiffel también es posible visitar un observatorio, desde donde se pueden obtener inexplicables vistas de 360º de París. Con respecto a esto, cabe destacar que los monumentos más importantes están identificados en un mapa, el cual está dispuesto bajo el vidrio de los ventanales, con el fin de que las personas puedan detectarlos fácilmente. Sin lugar a dudas, este monumento no sólo es una auténtica maravilla parisina por fuera, sino que también lo es en su interior.

Imagen: publicada bajo licencia CC BY-SA 2.0 en el Flickr del usuario gckwolfe.